lunes

YA ESTABA TARDANDO MUCHO

Ya iba siendo hora actualizar esto. Que me da hasta vergüenza abrir todos los días el blog y ver la misma entrada desde el día 10. Llevo ya casi 15 días en la Pérfida, después de las vacaciones de navidad, y las novedades se han sucedido bastante vertiginosamente.

Pues nada ahí vamos.

Por fin encontré piso nuevo, en el mismo barrio donde vivo ahora, pero con la ventaja que está a 200 metros de la boca del metro y a 250 del bus que me deja al ladito de la universidad. El fin de semana que viene ya estaré instaladita en mi nueva room. Algo más pequeña que la que tengo ahora en la universidad, pero muy cuca y acogedora. ¿Qué más se puede pedir verdad?

La semana pasada empecé las nuevas asignaturas en la facultad, y aunque reconozco que me van a dar mucho trabajo con infinidad de lecturas, la primera impresión es muy buena la verdad.
Una sobre cine (que ya cursé el primer semestre, pero que ahora ha cambiado de profesor y ha resultado ser un encanta de mujer, además de una excelente comunicadora); otra sobre literatura comparada que me va a exigir muchas horas de lectura, me lo veo venir; y otra sobre Londres y su representación a través de la literatura, el cine y la pintura desde el siglo XIX hasta los primeros años del XXI.
Vaya, que como siempre, me acabo liando y cogiendo asignaturas de enjundia. Como cuando estudiaba la carrera en España. Si es que a ratos parece que soy algo “masoca” para qué negarlo. Pero bueno. Ya no me puedo echar para atrás y tendré que “afrontar al toro” lo mejor posible.

En general la vuelta a la ciudad ha sido relativamente tranquila. Más de lo que me imaginaba. Eso sí, un momento de crisis inicial no me lo pude ahorrar. Pasarte tres semanas en casa, volviendo al “origen” hace que te des cuenta de lo que “tienes que pagar” para estar donde estas. Pasas de estar rodeada de gente a estar sola de nuevo. Teniéndote a ti misma casi como única compañía para hacerlo todo e ir a todas partes. Creedme, es “chungo, mu chungo”.

Pero no nos vamos a dejar vencer por los malos momentos no? Mal andaría el patio si lo hiciéramos. Como le dije a un amigo estando aún en casa, hay que intentar "no sucumbir a la apatía y a sus rémoras", a lo que él muy inteligentemente me corrigió "vencer a la apatía y sus rémoras". Pues eso. Que en ello estoy. A ver si saco mi cabezonería de serie y lo cumplo.

No os vayáis muy lejos. Prometo estar de vuelta prontito….

5 comentarios:

sirventes dijo...

Ah! La asignatura de Londres parece muy interesante. Yo me apunto!

Y sobre rémoras y otros peces, ya sabes que quien algo quiere algo le cuesta.

missmole dijo...

Pues como lo tienes muy claro, no hace falta que te diga nada más,jeje.

Seguro que en nada estás otra vez inmersa en el ritmo de antes de navidades.

Krambis dijo...

Bueenass, espero que esta segunda estapa en London sea muy buena, al menos ya has pasado el peor período de adaptación.

besos

amateur1965 dijo...

tranquila¡¡¡¡ me fui de casa a las 14 años para estudiar y todavía me están esperando, pero es cierto la morriña es fuerte al principio justo hasta que que aparece la señora rutina que todo lo ahoga

un beso inglesa

emma woodhouse dijo...

SIRVENTES querido mío.... no te negaré que el primer día de clase me acordé mucho de tí... Creo que te sentirías como pez en el agua en esa asignatura...... Besicos mi ñiño.

MISSMOLE: La rutina creo que ya me ha atrapado otra vez... sip... En un par de semanas más volveré a ser londinense total XD Un abrazo guapa.

KRAMBIS. Mister!! La verdad es que estoy empezando a recojer frutos.... La adaptación creo que está bastante completada ya.... Nice to hear from you. :)

AMATEUR: Espero no estar tantos años fuera... aunque nunca se sabe.... Pero creo que en casa, por lo pronto, les daría un soponcio XD Welcome to Caosdemundo.